Odontología conservadora

La odontología conservadora es una rama de la odontología que se ocupa de la restauración de los tejidos duros de los dientes que pueden haberse destruido por las siguientes causas:

  • Traumatismo.
  • Alteraciones y/o modificaciones en el desarrollo dentario, que producen un esmalte o dentina más frágil.
  • Caries.
¿Qué son las caries?

La caries dental es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente debido a la desmineralización causada por los ácidos que genera la placa bacteriana. Las bacterias presentes en la placa fabrican estos ácidos que genera la placa bacteriana.

Así pues, también está relacionada con una mala higiene dental, la no utilización del hilo dental, así como la etiología genética y la influencia del pH en la saliva.

¿Qué proceso siguen las caries?

Las caries comienzan con la destrucción del esmalte, si sigue progresando, llega a la dentina, y si no se trata, puede llegar hasta la pulpa dentaria, produciendo su inflamación (pulpitis) y posterior necrosis (muerte pulpar). Si no se realiza el tratamiento adecuado, la inflamación puede llegar a la zona que rodea el ápice del diente (zona del final de la raíz dentaria) produciendo lo que se llama una periodontitis apical.

“Posibles tratamientos”

Así pues, según la localización de la caries, el tratamiento puede ser desde una simple obturación o reconstrucción, hasta el tratamiento del nervio, lo que se llama una endodoncia. Veamos más al detalle este tipo de tratamientos en el ámbito concreto de las caries.

  • Obturación: es el procedimiento mediante el cual se restaura la anatomía de un diente que se había visto alterado por la existencia de una caries (forma coloquial: empaste).
  • Endodoncia: consiste en la extirpación de la pulpa dental y la posterior cumplimentación y sellado de la cavidad pulpar con un material inerte.
¿Cómo se originan y cómo evitarlas?

Las principales causas que originan e influyen en la aparición de caries están relacionadas con tres aspectos: aspecto alimentario, bacteriano y constitución de cada persona.

  • Dieta alta en azúcares: cuando tenemos una dieta rica en azúcares, las bacterias lo toman como alimento y lo descomponen, produciendo ácidos que atacan de forma directa el esmalte del diente.
  • Bacterias: son las que se encargan de fermentar los azúcares.
  • Anatomía del propio diente: es decir, la forma y distribución de la dentadura, que puede provocar que ciertos puntos dentarios sean objeto de posibles focos de aparición de caries.

Algunas de las claves para evitar la aparición de caries son las siguientes:

  • Buena higiene bucodental.
  • Lavarse los dientes tres veces al día o después de cada comida.
  • Utilización del hilo dental.
  • Utilizar pasta dental que contenga fluoruro.
No debe olvidarse que se debe realizar un control dental exhaustivo cada seis meses para conseguir un óptimo desarrollo y una correcta salud bucodental.