Historia clínica

En 1985 abrimos las puertas de lo que era la clínica de ortodoncia del dr. Pere Campistol en el corazón de la ciudad de Girona. Como todo gran proyecto, los inicios fueron complicados: en 1985 sólo trabajaba en Girona 3 días a la semana porque el resto de días estaba comprometido con una clínica de Sabadell y otra de Castelldefels, donde visitaba después de haber terminado los estudios. Es decir, hasta finales de 1986 no me establecí definitivamente en Girona.

A partir de ese momento, el trabajo empezó a arrancar con fuerza. Cabe decir que entonces sólo éramos 3 ortodoncistas con exclusividad en la ciudad y que tuve mucha suerte de mi padre, el dr. Josep Campistol Vila (pediatra reconocido de Girona), que me refería siempre a sus pacientes.

Ahora, después de más de 30 años ejerciendo exclusivamente como ortodoncista, que es lo que más me apasiona, he querido ampliar la clínica y ofrecer todo tipo de tratamientos.

``Más de 30 años ejerciendo exclusivamente como ortodoncista``

Éste es un proyecto que he decidido tirar adelante con mucha ilusión y con un gran bagaje de clientes y de experiencia. Para ello, decidí aumentar el equipo que tenía hasta entonces e incorporar a nuevos médicos profesionales en su sector: el dr. Joan Raga Serra, el dr. Francisco Álvarez Carbonera y la Dra. Sara Álvarez Carbonera. Desde ese momento (2016), la clínica pasó a recibir el nombre de Odontologia Campistol.

Estoy muy agradecido con el personal del que he dispuesto siempre; puedo afirmar que a lo largo de este proyecto he contado con gente muy profesional, competente y con mucha dedicación. Especialmente, me gustaría destacar la confianza y trabajo realizado de dos auxiliares: Teresa Fontas y Cristina Sabate, que llevan trabajando en la clínica más de 25 años.

``Éste es un proyecto con mucha ilusión y con un gran bagaje de clientes y de experiencia``

Nuestra prioridad ha sido siempre la salud bucodental de nuestros pacientes. Nos esforzamos día tras día para ofrecer un servicio totalmente personalizado a cada uno de nuestros clientes y un trato lo más cercano posible.

Mi ilusión es que Odontología Campistol siga avanzado y prosperando, ampliando servicios y adquiriendo profesionales tan competentes como los que hemos tenido hasta el día de hoy. Y, como no, decir que me gustaría que mis sucesores e hijos sigan dedicando las mismas ganas del buen hacer que he dedicado yo todos estos años.

Dr. Pere Campistol Plana